bellezadesalud

Posts Tagged ‘antioxidante

¿Has hecho deporte y tienes molestias en alguna articulación? ¿Te duele la espalda por una mala postura? Para estos dolores musculares y articulares se conoce desde mucho tiempo un remedio natural y casero, como es la aplicación sobre la zona el aceite de romero.

Propiedades de romero descritas a través de los años son las siguientes:

1. El romero se puede utilizar como infusión para lavar y aclarar el cabello, de esta forma se fortalece su crecimiento.

2. El aceite de romero es muy utilizado en aromaterapia. El aroma del romero mejora la memoria, alivia el estres y elimina la ansiedad. Además despierta el sentido del olfato dando una sensación de relajación y bienestar.

3. El aceite de romero también es muy utilizado en terapias rejuvenecedoras. Para ello se realizan masajes corporales. El romero activa la circulación sanguinea, limpiando los capilares y restaurando el brillo en la piel tan característico de las personas jóvenes y cuidadas.

4. Tanto las hojas como las pequeñas flores de romero tienen propiedades antifúngicas, antiinflamatorias, antisépticas y alivian la irritación cutánea.

5. El romero es un gran antioxidante natural por sus elevados índices de vitamina E. Estas cantidades de vitamina E también previenen los cánceres y enriquecen la piel.

6. El romero también tiene una buena cantidad de vitamina C, lo que nos protege de la gripe y los catarros. Aumenta nuestro potencial inmunológico.

7. El romero mejora la actividad cardiovascular y nuestra circulación sanguinea, esto es debido a la cantidad de Hierro que contiene y que benefician a nuestras células rojas, las encargadas de transportar el oxígeno y otros componentes químicos a nuestros tejidos y a otras células del organismo.

8. Tanto la ingesta de romero como la aromaterapia, alivian los dolores de cabeza y las tan temidas migrañas.

9. Las friegas con aceite de romero alivian los dolores reumáticos.

10. El romero mejora la función digestiva y es un excelente tónico estomacal para las digestiones pesadas.

11. El romero tiene propiedades relajantes. Ya sea como condimento, como infusión o como aceite para masajes, tiene efectos relajantes en nuestros músculos.

12. La infusión de romero tiene propiedades calmantes. Alivian la tensión arterial y regulariza el sistema nervioso.

13. La infusión de romero también se puede utilizar para limpiar pequeñas heridas, ya que tienepropiedades antisépticas.

14. La infusión de romero tiene propiedades diuréticas.

15. El romero mejora la función hepática ayudando a neutralizar y eliminar las toxinas de nuestro organismo.

16. Las mujeres embarazadas no deben tomar romero, ya que es un diurético y aumenta las contracciones uterinas. Sin embargo, si que pueden usar pequeñas cantidades como condimento.

Sin exagerar puede decirse que el Aloe Vera ama la piel.  Sus propiedades respecto del órgano más grande del cuerpo, basadas en sus nutrientes orgánicos, permiten resultados extraordinarios en casi todos los tipos de afecciones de piel.  A continuación se describen esas propiedades y los nutrientes que las explican.

  •  Penetración de tejidos.  Esta es la propiedad base a partir de la cual se explican las demás.  El Aloe Vera tiene una extraordinaria capacidad para penetrar rápidamente las tres capas de la piel, -epidermis, dermis e hipodermis-, actuando luego desde el interior. Nutrientes: ligninas. Es una substancia abundante en las células parenquimatosas de la pulpa del áloe.  Su cualidad más notable es la de penetrar en los tejidos con una gran facilidad, llevando con ella a otros elementos.
  • Anti inflamatoria. El Aloe Vera tiene una acción similar a los esteroides como la cortisona, pero sin sus efectos nocivos colaterales. Por ello es muy útil en golpes o lesiones, inclusive en la celulitis cuando consiste en la inflamación del tejido celular subcutáneo en ciertas áreas del cuerpo como los muslos, el abdomen y los antebrazos. Nutrientes: Esteroides vegetales, como el sitosterol-B, compesterol, enzima bradikinasa, y otros.
  • Antiséptica. Su capacidad bactericida, funguicida y antiviral, permite evitar y eliminar todo tipo de infecciones, -inclusive estafilococos-, procesos de hongos, -ejemplo entre los dedos de los pies-, o virus  -eliminando por ejemplo verrugas, si no son de nacimiento-.  Nutrientes:   polisacáridos como el acemanano, ácido ascórbico (vitamina C), tocoferol (vitamina E), hierro (mineral), ácido crisofánico utilizado con éxito en el tratamiento de la psoriasis y de ciertos hongos cutáneos, ácido cinámico funguicida y detergente, resistanoles (alcoholes) bactericida, y otros.
  • Antioxidante.  Propiedad que disminuye el envejecimiento o deterioro de nuestra piel, al “absorber” los radicales libres resultantes del metabolismo. El cuerpo produce sus propios antioxidantes para guardar el equilibrio, pero el aumento de los radicales libres generados por la contaminación, una mala alimentación, estrés o por fallos celulares, produce un desequilibrio, por lo que deben incorporarse antioxidantes en forma externa.  El organismo se beneficia con una mezcla de antioxidantes actuando en forma sinérgica y en cantidades relativas balanceadas.  Cada substancia antioxidante actúa en una parte diferente de la célula y una buena parte de ellos provee además una protección general.  Las liposolubles (ej. vitamina E) protegen áreas lipídicas de la membrana celular, las hidrosolubles (ej. vitamina C) actúan sobre los radicales libres en los líquidos celulares, otras (ácido alfa-lipoico) trabajan en ambas zonas.  Por otra parte, la sinergia o trabajo en equipo es necesaria y la administración individual de antioxidantes se vuelve peligrosa, ya que una vez que un antioxidante neutraliza un radical libre, se vuelve a su vez radical libre a menos que pueda ser reciclado por otro antioxidante.  Nutrientes: ácido ascórbico (vitamina C), tocoferol (vitamina E), betacaroteno (pro vitamina A) uno de los antioxidantes más poderosos que se conocen, y otros.
  • Coagulante.  El Aloe Vera provoca en lesiones de la piel la formación de una red de fibras que retienen las plaquetas de la sangre, ayudando a una rápida coagulación y cicatrización.  Nutrientes: calcio, potasio, celulosa.
  • Inhibidora del dolor.  Es la capacidad de inhibir y bloquear las fibras nerviosas periféricas (receptoras del dolor), interrumpiendo de modo irreversible la conducción de impulsos.  Nutrientes: ligninas para penetrar rápidamente las capas más profundas de la piel, enzima bradikinasa, antraquinonas, resinas como aloína, barbaloina, isobarbaloina, antraceno, antranol y ácido aloético, aceite etéreo que posee todas las cualidades anestésicas y analgésicas del éter, pero no su toxicidad, y otros.
  • Hidratante.  Es la capacidad del Aloe Vera de aportar los líquidos perdidos en las capas de la piel.  Nutrientes: ligninas para penetrar rápidamente las capas más profundas de la piel transportando los elementos necesarios, polisacáridos, potasio regula la retención de agua, cloruro de sodio crítico para mantener un balance de agua normal en el cuerpo, enzima catalasa previene la acumulación de agua en el cuerpo, y otros.
  • Humectante.  Asegura mantener los líquidos necesarios en la piel, para evitar resequedad de sus tejidos.
  • Cicatrizante. Tiene una extraordinaria capacidad para restaurar los tejidos dañados desde las capas interiores de la piel, reduciendo las marcas exteriores resultantes del proceso de cicatrización.  Nutrientes: tocoferol (vitamina E), vitamina B1, o tiamina, esencial para el crecimiento de los tejidos, vitamina B2 o riboflavina necesaria para mantener una piel sana y esencial en la respiración de los tejidos, éster de ácido cinámico es notable por sus cualidades para descomponer los tejidos necróticos (muertos), zinc al estimular la actividad de las proteínas en la cicatrización, y otros.
  • Regenerador celular.  Es la capacidad de acelerar el crecimiento de nuevas células que a su vez tienen una mayor capacidad que las anteriores para crecer y cumplir sus funciones.  Nutrientes: calcio, vital para la osmosis celular (intercambio de líquidos) ayuda a las células a mantener su frágil equilibrio interno y externo, caroteno y betacaroteno (pro vitamina A), vitamina B1, o tiamina, esencial para el crecimiento de los tejidos, tocoferol (vitamina E),  y otros.

Propiedades de las Uvas en la prevención de Enfermedades Cardiovasculares

Las uvas rojas nos han acompañado por milenios como deliciosas frutas y como una de las bebidas más saludables, el vino, y los beneficios saludables del vino tinto se encuentran en permanentes estudios por parte de la ciencia, descubriéndose cada vez más propiedades, sin embargo las uvas con las que se elabora ofrecen aún más beneficios para la salud, incluyendo su capacidad para combatir enfermedades como el cáncer y las enfermedades del corazón, éstas últimas gracias a sus compuestos químicos que actúan regulando naturalmente los niveles totales de colesterol.

Los antioxidantes naturales contenidos en las uvas rojas además de ser muy abundantes, son de altísima calidad y a los cuales se les atribuyen las propiedades saludables a nivel cardiaco, tales como la regulación natural del colesterol que evitaría el engrosamiento de las paredes arteriales, al no permitir su acumulación en las mismas y así como también evitar losdesórdenes de la presión arterial o el desarrollo de la aterosclerosis, todo conducente a y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

En resumen y según las últimas investigaciones las uvas rojas poseen la capacidad de relajar de forma natural los vasos sanguíneos gracias a su contenido antioxidante, con lo cual se disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas,compuestos que se encuentran principalmente en su piel y las semillas.

La sustancia especifica más importante contenida dentro del complejo antioxidante de las uvas se llama “resveratrol“, hoy considerada una sustancia mágica, ya que favorece distintos niveles de la salud humana y se encuentra en el jugo de uva roja especialmente, según la Clínica Mayo, por lo cual beber jugo de uvas o comer uvas rojas proporciona tantos o más beneficios que el consumo de vino tinto a nivel de la salud cardiaca.

Las uvas rojas o púrpuras reducen el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, así como de colesterol LDL o colesterol malo, favoreciendo la protección de los vasos sanguíneos y por lo tanto reduciendo el riesgosufrir Hipertensión arterial, también llamada el “asesino silencioso“.

Para muchos, lucir una piel suave, tersa y bonita es muy importante. Además de las cremas faciales, corporales y tratamientos de belleza varios que existen actualmente en el mercado, podemos conseguir este propósito cuidando nuestra alimentación. La toma de unos alimentos u otros puede incidir en el nivel de oxidación de nuestro organismo y, por tanto, influir en el estado de nuestra piel.La oxidación es un proceso totalmente natural que se produce en nuestro cuerpo al realizar actividades tan cotidianas como caminar, respirar o comer, entre otras. Esta oxidación se genera por la formación de radicales libres. Éstos son células incompletas que, como nos explica la dietista-nutricionista “les faltan electrones y buscan estabilizarse dañando, como consecuencia, a otras células sanas, desestabilizándolas y convirtiéndolas también en radicales libres”.

La alimentación, la mejor defensa La consecuencia directa del efecto de estos radicales libres y, por tanto de la oxidación, es que se produce un envejecimiento celular, es decir, se genera un desgaste de los órganos y de la piel. Por ello hay que tener cierto cuidado con un exceso de oxidación puesto que, como nos advierte la experta, éste “aumenta el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como el cáncer o la demencia”.

Nuestro cuerpo es muy sabio y tiene sus propias defensas contra este proceso. Para neutralizarlos, diariamente genera enzimas antioxidantes. Sin embargo,  “si hay exceso de radicales libres nuestro cuerpo es incapaz de neutralizarlos todos”, nos explica la especialista. La mejor solución entonces es “recurrir a ciertos nutrientes que actúan como antioxidantes” y que podemos encontrar en multitud de alimentos que tenemos al alcance de nuestra mano.El mejor antioxidante: comer de todo Son muchas las vitaminas y nutrientes que combaten el envejecimiento de nuestras células. La experta nos detalla los más importantes: “vitaminas como la C y la E, minerales como el selenio, el cobre o el cinc y fitoquímicos como el betacaroteno o pro-vitamina A, los flavonoides y las isoflavonas”. Cada uno de ellos lo puedes encontrar en  algún tipo de alimento: verduras, frutas, pescados, aceites, etc.

Realmente no podemos afirmar que un solo alimento sea el mejor antioxidante posible. La clave está en comer de todos para hacer tu dieta equilibrada y mantener tu organismo lejos de los radicales libres

Dieta de la fresa para bajar de peso y depurar nuestro organismo. Ahora que se acerca la temporada de las fresas es el mejor momento para comenzar un régimen a base de esta deliciosa fruta de primavera rica en Vitamina C, Vitamina E, fibra, potasio y con propiedades antioxidantes que nos ayudará a adelgazar y recuperar nuestra figura para la llegada del buen tiempo. Si te encantan las fresas, toma nota del menú y prepárate para seguir esta dieta primaveral uno o dos días a la semana para perder esos kilitos de más.
Podemos encontrar varias dietas a base de frutas como la dieta de la manzana o la dieta de la naranja para que cada una elija la que más le guste o la que esté de temporada en el momento de hacer el régimen. Hoy os traemos la dieta de la fresa para las apasionadas de esta deliciosa y refrescante fruta. Recuerda que debes hacer esta dieta una o dos veces por semana y el resto de días llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada, practicando ejercicio regularmente.

  • Para desayunar:
    Un vaso de leche de soja con dos cucharadas soperas de germen de trigo, un zumo de naranjas natural y cinco fresas.
  • Para comer:
    Una ensalada con hojas de berro, zanahoria, tomate y lombarda (aliñada sólo con un poquito de aceite y sal) y un plato de arroz integral con alcachofas y espinacas.
  • Para merendar:
    Una ensalada de frutas (fresas, manzana, pera y zumo de naranja) o diez fresas con dos nueces.
  • Para cenar:
    Una taza de caldo de verduras casero, patatas al horno con un poquito de aceite, sal y ajo y un batido de leche de soja con fresas o cinco fresas.

Las fresas hidratan y limpian nuestro organismo eliminando las toxinas, cuidan nuestra piel, tienen propiedades terapéuticas, mejoran el tránsito intestinal e incluso mejoran nuestro estado de ánimo y son consideradas como un alimento afrodisíaco. Unas muy buenas razones para incluirlas también en nuestra alimentación diaria tomándolas de postre, como almuerzo o para merendar.

Si tu dieta es insuficiente en estas sustancias o si tu sistema tiene un exceso de radicales libres deberías tomar algún suplemento para destruir los agentes oxidantes. Vamos a comentar alguno de estos antioxidantes:

  • Carotenoides: aquí se incluyen los distintos tipos de estos antioxidantes (betacarotenos, luteína, etc.) Abundan en las zanahorias, espinacas, albaricoques, tomates, calabazas o zapallos, papaya, melones y brécol.
  • Coenzima Q-10: cacahuetes y aceite de soja o soya.
  • Selenio: las nueces, los ajos y las semillas o pipas de girasol son algunos de los alimentos antioxidantes más conocidos.
  • Vitamina C: la encontraremos en frutas y verduras. Destacan: el pepino, pimiento, la papaya, el melón, las coles de Bruselas, el brécol, las fresas, naranjas, limones, kiwis y los tomates.
  • Vitamina E: los aceites vegetales (de soja, girasol y maíz) y), los frutos secos, las semillas y los cereales (destaca el germen de trigo) son los alimentos más ricos en antioxidantes como la vitamina E.
  • Zinc: dentro de los vegetales destacan las semillas de calabaza o zapallo y los frutos secos y cereales.
  • Ácido elágico: açai, granada, kiwis, fresas, frambuesas y arándanos.
  • Capsicina: los alimentos antioxidantes que destacan por su aporte en este tipo de antioxidantes son la Pimienta de Cayena, los Pimientos, los Chiles y los Ajíes.
  • Catequinas: destaca el té verde y el cacao.
  • Compuestos azufrados: el puerro, el ajo, y la cebolla.
  • Hesperidina: los alimentos más ricos en estos antioxidantes son los cítricos.
  • Licopeno: el tomate es quizá el alimento más rico en este nutriente.
  • Luteína:
  • Quercitina: el Té verde, las uvas, el brócoli, la cebolla, el vino tinto y las cerezas.
  • Taninos: el vino tinto destaca por su gran aporte en este tipo de antioxidantes. Las uvas consumidas con su piel (bien lavada) también tienen un altísimo aporte.
  • Zeaxantina: las calabazas o zapallos, las bayas de Goji, las espinacas y el maíz son los alimentos antioxidantes más representativos.